Compartimos el archivo de residencia del proyecto “Danza desde el texto: problemáticas sobre el proceso de creación de una obra de danza contemporánea” de Caterina Mora, con asistencia de Lucas Trouillard.

 

 

 

 

 

 

No hay un comienzo clarificador de lo que fue la Residencia en La Sede de tres meses. En el medio de un proceso de un hecho artístico, esta tarea no tiene reparos de convenciones académicas de redacción ni respuestas a las preguntas que aquí se formulan. Intento hacer de este texto entonces, un registro de lo que fue el proceso de trabajo y transcribir el “derrotero creativo” de mi caótico cuaderno de notas.

Auto-cita del proyecto con el que comenzamos:

“El foco principal es problematizar el proceso de creación de una obra de danza contemporánea. La propuesta radica en que la pieza es una reversión del conocido texto de Xavier Le Roy (“Product of circumtances”). En consecuencia, el proceso plantea las siguientes líneas de investigación: la problematización del concepto de reenactment en vista de que la propuesta plantea una “reactivación” de la pieza de Xavier Le Roy; la dificultad del lugar de enunciación en una obra de danza contemporánea debido a la indiscutible situación (personal) como “cuerpo colonizado” y en consecuencia, la perspectiva de la “colonialidad de poder” (Quijano) en relación a las biografías de los involucrados; la generación de ficción en una situación escénica que se produce desde un texto autobiográfico y la reflexión sobre las formas de vinculación entre mi persona y una obra canónica de la danza contemporánea y la figura de su autor (…). Si a partir de mi recorrido personal en torno a la danza estoy formada bajo técnicas locales y (sobretodo) extranjeras: ¿tengo posibilidad de no ser un “cuerpo colonizado”? ¿Cuál es mi lugar de enunciación en tanto “cuerpo latino”? y por último ¿qué le puedo aportar a una obra de danza contemporánea canónica europea?”.

En concreto, en La Sede se ensayó 2 veces por semana (desde 27 de Febrero hasta 30 de mayo),  2 hs cada ensayo = 56 hs reloj “oficiales”. Feriados se ensayó. Reuniones de escritorio por fuera de La Sede: aproximadamente 30 (son horas “no reconocidas”). En cuanto a lo que era a definir, nunca hubo un otro asistente, además de Lucas.

Marzo.

Comenzamos con un texto, unos videos de archivo, algunos ensayos previos y la idea de hacer un reenactment de esta obra que es referente de la danza contemporánea actual.  Las preguntas de partida del proyecto se pueden resumir en estas dos: ¿cómo usar el texto para hacer danza? Y ¿esto es un reenactment?

Empezamos usando el texto como material (y “respetándolo”) y esto permitió que opere como “base estructural”. Es por esto que hicimos una primera estructura general y tentativa de toda la propuesta que luego fuimos moldeando y modificando. Se podría decir que el texto era justamente un eje básico ordenador y el desafío entonces fue generar algo propio a través de ese texto ajeno, entonces: ¿qué “propio”?

Para que funcione como eje ordenador,  se realizó una primera gran división del guión total: los textos que refieren al “contenido” de la propuesta y las aclaraciones de luz o intervenciones de movimiento. A partir de esta decisión supimos cómo relacionarnos con este texto, y poder dar cuenta de su potencia como de las dificultades.

En el hacer, nos encontramos con más preguntas: ¿cómo decir un texto tan largo? (angustia de “bailarina”); ¿cuál es el espacio de XLROYxCM? (angustia de planificación); ¿dónde está el espectador? (inquietud estética).

La insistencia del problema de si esto es o no un reenactment.

En términos prácticos: comprendimos que el armado de cada ensayo lleva 10 minutos. Un 80% de las veces nos extendimos alrededor de 10 minutos para dejar enfriar el proyector.

Abril.

En el fango: ¿qué digo a través de Xavier Le Roy?, ¿cuál es la entrada en calor indicada para hacer esto? (considerando el poco tiempo), ¿cuál es mi estar en escena?, ¿cómo relacionarme con el espacio?

Veo muchas conferencias TED y muchos videos de efectos químicos.

 

Instancia de apertura a mediados de mes en el que participaron tres amigas como hackers.

La dificultad de aprender un texto y “no actuarlo”.

Problema: esto no parece ser un reenactment. En el medio del hacer se pone de relieve la operación que venimos haciendo (sin tener plena conciencia de ello): la apropiación. Y vamos a las fuentes, a buscar un poco de Nicolas Bourriaud en su libro Radicante, aquí la teoría:

“Desde principios de los 80, “Apropiation art” es la fórmula más utilizada, por lo menos en inglés, para calificar prácticas artísticas basadas en la puesta en escena de una obra o un producto preexistente. Dichas prácticas no son nuevas, y más allá del uso de obras de arte, la noción de la obra de arte de apropiación sirve para calificar el conjunto de las prácticas derivadas del ready-made de Marcel Duchamp (2009: 197)”.

Mayo en La Sede.

Este mes tiene olor a fin de la puesta. Se pretende un cierre.

En youtube hay varias versiones de la obra original de Xavier Le Roy, con variaciones según inclusión de intercambio con el público o no. Se eligió verla recién en Mayo para no influir el proceso en un primer momento. Me encanta la obra. Veo contradicciones con mi trabajo, veo cosas que puedo copiar, veo la obra que quiero hacer pero yo no soy él. Veo diferencias en el texto. Veo idioma inglés. Veo que tiene un vaso de vidrio con agua y yo estaba con una botella de plástico. Los movimientos: ¿se los tengo que copiar? Intento copiarle. Tenemos en común que tenemos los brazos muy largos, solo que él es en general todo más largo. Desisto, no me sale copiarle.

Retomo mi problema primordial: esto no es un reenactment, ergo, esto no es una re-actuación de la obra de Xavier Le Roy. Esto es una re-versión. Abandonar la idea de reenactement es liberador y posibilita ir mejor con la operación de apropiación. Le puedo mostrar los dientes al texto.

Insisten y resuenan las preguntas: ¿cuál es mi “estado” escénico?, ¿cómo ser permeable y estar en ese ahí con el texto CADA VEZ? Si claro que desarrollé y aprendí estrategias para ejercitar esto, pero específicamente, para esta propuesta: ¿cómo me entreno?, ¿qué tengo que hacer para decir un texto de otro y que me involucre e interpele CADA VEZ? ¿Soy capaz de nombrar esto claramente?

Para finalizar I

En esta residencia, de estos 3 meses podemos concluir lo siguiente:

Posibilitamos un proceso enfocado/eficiente, dada la constante toma de decisiones, tranquilizados por el hacer.

Producimos a corto plazo, urgidos por el tiempo, siendo funcionales a la residencia, y sabiendo del privilegio de tener un lugar para ensayar.

Establecimos un código de trabajo en común, que es el de dejarnos guiar por la intuición con dos ejes de trabajo generales: el cruce de dos biografías y el uso de texto en danza.

Definimos por apropiación al re-ordenamiento y re-posicionamiento del texto de Le Roy en otro hecho artístico. Estamos en el límite de su texto y de esta otra obra.

Nos preguntamos cómo abordar la dificultad de hacer algo propio a través de lo ajeno.

Para finalizar II

Citamos aquí las preguntas que nos hizo el grupo de trabajo con el que compartimos la residencia:

            ¿Creés que se genera un movimiento de revisión sobre una posición colonizada?

No. Se pone de relieve la “colonialidad de poder” (concepto de Quijano) que atraviesa y reproduce prácticas coloniales en nuestro contexto. Intentamos propulsar preguntas sobre dicha colonialidad y conceptos como centro y periferia. No creemos que exista tal Tercer mundo, pero sí podemos hablar de la “colonialidad de poder” en la relación de centro y periferia (de hecho por eso la palabra “periferia” está en la sinopsis de la propuesta).

            ¿Qué lugar juega la autoría en un proyecto de reactivación de obra?

En términos legales yo no soy la autora. En términos concretos de “confección” y re-significación de este texto en otra obra, podríamos decir que somos totales autores de la manera en que nos apropiamos del texto, no obstante, también proponemos que no existe una autoría “original” de nuestra pieza.

* La obra se puede presenciar en El Camarín de las Musas, 2do piso, el sábado 17 y 24 de Junio – 16,30hs. En Julio habrá dos más en La Materia espacio cultural, domingos 2 y 16 a las 17h. 

Foto de cuaderno de notas de Caterina Mora.